Amazon

jueves, 10 de noviembre de 2016

Ciao Gianfranco…Te queremos (Cafetería Gianfranco)


Hace más de veinte años había un lugar donde sin pensar llegaba, la cafetería de Gianfranco en la Avenida Angamos, un lugar donde había un dueño con un gran corazón y esa manera de ser que te permitía convertir su cafetería en oficina, lugar de encuentro, trabajo, tertulia y camadería sin ningún reclamo, por todo un grupo de seguidores por el disfrute del mejor café preparado en el Perú, y ese aroma, espumita y textura lograda por años de conocimiento.
Era la casa del jabonero, el que no caía resbalaba, y Gianfranco era una nota aparte, con su tratar muchas veces tosco pero siempre con esa sonrisa de pícaro y de niño que siempre con travesuras lograba sacarte del cuadro pero luego terminabas por entender que era un niño grande.
Desde hace un tiempo su carácter fue cambiando y la gente no entendía a ese hombre que no quería vencerse con una enfermedad que cargaba y que renunciaba a darle importancia, y ayer nuestro querido amigo Gianfranco dejó de existir, víctima de la enfermedad, cruel y despiadada que nos quita la vida y sigue su camino dejando lágrimas y dolor de perder a ese querido amigo. Quien tantos y tantos años nos hizo disfrutar de ese cafecito que nos inyectaba de ganas de vivir, esas pequeñas y luego grandes cosas que hace el hombre para ser recordado.
Ciao Gianfranco, no te puedo preguntar ¿Cómo estas? porque ya se la respuesta ¡Que te importa!
Ti voglio bene
Y empecé esta nota con había porque ese cafecito nunca será el mismo.
Mi más sentido pésame a sus familiares y amigos y a su brazo derecho Danitza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario