Amazon

sábado, 19 de abril de 2014

CRISTO DE LA MISERICORDIA-LAS SIETE PALABRAS-EN TI CONFÍO


Ayer Viernes Santo, se me pasó la hora y ya cómo a las cuatro de la tarde recién recordé que con mi papá cuando estaba vivo y aun éramos niños escuchábamos las últimas palabras, las siete palabras que dijo antes de morir. Antiguamente era más ceremonioso y fervoroso este momento. Yo creo que en realidad yo evitaba ver la cruz y su sufrimiento porque jamás me ha gustado verlo sufrir. Nunca he tenido cruces con la idea de quien la lleva la carga. Pero de repente pensé: ¿Cómo puedes pedirle a ÉL tantas cosas sobre todo en momentos de pena y dolor cuando no eres capaz de acompañarlo en eses momento de sufrimiento en el que entregó su vida por nosotros y por lo tanto por mi?. ¿Será que hoy nos la llevamos fácil? Acaso tenemos que ser tan valientes como en aquella época que ser cristiano era motivo de persecución y tortura. Y cuantas veces lo negaríamos si supiéramos que nos van a crucificar.
Mientras pensaba eso empezó una película de su vida. Ya eran cómo las cinco de la tarde y yo me lamentaba de no haberlo acompañado. Pero cual sería mi sorpresa que durante cinco horas aunque no me crean, desde las 5 de la tarde hasta más de las 10 de la noche que duró la película me remonté al pasado repitiendo en silencio las siete palabras que dijo e la cruz ante el dolor de su madre, María magdalena, los apóstoles y algunos soldados romanos que sintieron la injusticia en carne del Cristo.



  1. "Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen" - Pater dimitte illis, non enim sciunt, quid faciunt (Lucas, 23: 34).
  2. "En verdad te digo: hoy estarás conmigo en el paraíso; o Yo te aseguro que hoy estarás conmigo en el Paraíso" - Amen dico tibi hodie mecum eris in paradiso (Lucas, 23: 43).
  3. "Madre, he ahí tu hijo ... hijo, he ahí tu madre"; o "Mujer, aquí tienes a tu hijo ... Aquí tienes a tu madre" - Mulier ecce filius tuus ... ecce mater tua (Juan, 19: 26-27).
  4. "Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado" - Deus meus Deus meus ut quid dereliquisti me (Mateo, 27: 46 y Marcos, 15: 34).
  5. "Tengo sed" - Sitio (Juan, 19: 28).
  6. "Todo está hecho"; o "Todo se ha cumplido" - Consummatum est (Juan, 19: 30).
  7. "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu - Pater in manus tuas commendo spiritum meum (Lucas, 23: 46).

Mientras las escuchaba pensaba lo poca cosa que somos y lo poca capacidad de entrega que tenemos.
Cuando muere una lluvia se desata y con agua limpia en simbolismo limpia nuestros pecados. Refrescando nuestras almas y nuestra conciencia. Y claro para mi hubiera sido mejor que Dios con su poder infinito desatara una tormenta y con rayos acabara con todos los que lo traicionaron. Y acaso pienso, tal vez no estaría yo en esa época en el otro bando. ¿Podría tirar yo la primera piedra?. No que va, felizmente Dios perdona sin rencores y de verdad. Su perdón es santo como ÉL.
Ya estaba sonriente al ver que Jesús resucitó y ya estaba libre de clavos y de tortura. Cambie el canal y me encontré con el Papa Juan Pablo II y un especial del Cristo de la Misericordia. Para hacerla breve se trata de una religiosa polaca a la que se  le presenta Jesús resucitado y esta vivo y bendiciendo.
Un Cristo que perdona pero que quiere que sepas lo que fue su sufrimiento. Por eso pide que a las tres de la tarde según lo que ha dejado el diario de esta santa. Canonizada luego por el Papa Juan Pablo II

"A la hora de las tres imploren Mi misericordia, especialmente por los pecadores; y aunque sea por un brevísimo momento, sumérgete en Mi Pasión, especialmente en MI desamparo en momento de agonía. Esta es la hora de gran misericordia para el mundo entero. Te permitiré entrar dentro de Mi tristeza mortal. En esta hora, no le rehusare nada al alma que me lo pida por los méritos de Mi Pasión."

Les deseo una feliz Pascua de resurrección y los dejo con este cuadro que pinté hace muchos años y que hoy me acompaña. JESÚS EN TI CONFÍO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario